lunes, 12 de septiembre de 2016

Más té?



Reiterativa quizá en el tema, de lo cual, en realidad no me siento culpable. La primera foto habla de un sobre tradicional japonés, que he convertido en la envoltura de una bolsita de té, el cual tiene como etiqueta sostenedora un corazón en origami, si, es algo romántico, pues el papel del empaque también lo es, con esos tonos lila y azules suaves.
El segundo, no le hace gran honor, pues la fotografía no es de óptima calidad, por lo que si pido disculpas, se trata de una bolsita algo convencional,hecha a mano con un retazo de papel y para cerrar, un triangulo en verde constrastante con el naranja suave, la etiqueta por la que vamos a sacar la infusión de la taza con agua caliente, es una hoja del mismo tono que el contenedor que envuelve este especial regalo, no obedece a un modelo japonés, es una creación de mi autoría.
Cerramos estas gráficas de hoy, con una versión adorable de plegadura básica, en papel estampado de rosas rosa y rojo. Lo que envuelve al saquito, es una bolsa convencional, pero con estas florecitas a tono hechas con troqueles y lápices de color (creo que si supiese dibujar, no los utilizaría tanto ) me encanta aplicar colores con lápices, me remonta a mi infancia, no solo por lo limitado de mis propuestas, sino porque hacen de la intervención del objeto, algo ingenuo.