martes, 2 de junio de 2009

Yo lloré y Miguel dijo....

Trato de recordar la razón por la que estaba tan triste aquella tarde,no acostumbro a llorar delante de terceros,pero aquel día no pude y Miguel en dos zancadas de sus larguiruchas piernas llegó hasta el aparato de sonido,uno de esos que llamaban tres en uno,él soplaba la aguja para "Quitarle las pelusitas".No dejó que sonaran las otras canciones,sino que fue directo al surco donde estaba esta: No woman no cry.Olvidé si lloré mas a medida que scuchaba la letra,lo que será imposible olvidar serán los días en ese apartamento con tanta poesía y música y locura de Miguel,siempre tenía una canción o un cantante,la respuesta para la alegría,la tristeza la incertidumbre era con música.Se marchó a Mérida,allí otras crisis psicóticas,esquizofrénicas vinieron,se fue a su Isla,Trinidad y Tobago,deambuló sucio y desolado por las calles,yo aferrada a bob para moverme por rescatar a Miguel y no llorar,no woman,no cry,volvió a Caracas,de nuevo hubo que hospitalizarlo,que busca donde quedarse me han contado unos amigos,yo cuando lo pienso canto esta canción,quizá la oiga y como yo, deje de llorar

No woman no cry
No woman no cry
No woman no cry
No woman no cry

Cause I remember when we used to sit
In a government yard in trenchtown
Observing the hypocrites
Mingle with the good people we meet
Good friends we have, oh, good friends we have lost
Along the way In this great future,
You can't forget your past So dry your tears, I say

No woman no cry
No woman no cry
Little darling, don't shed no tears
No woman no cry

Said I remember when we use to sit
In the government yard in trenchtown
And then georgie would make the fire lights I seh, log would burnin' through the nights
Then we would cook cornmeal porridge
Of which I'll share with you My feet is my only carriage
And so I've got to push on thru,Oh, while I'm goneEverything 's gonna be alright
Everything 's gonna be alright

No woman no cry
No woman no cry
I seh little darlin'Don't shed no tears
No woman no cry

1 comentario:

María Antonieta dijo...

ay, amiga. esperemos que esta vez, mejor.